Home » Historia » ESC 1962

ESC 1962

VII Edición del Festival de Eurovisión (Año 1962)

Lugar: Luxemburgo (Luxemburgo)
Sede: Grand Auditorium de RTL
Fecha: 18 – Marzo – 1962
Nº de participantes: 16
Presentadora: Mireille Delanoy
Escrutador:
Ganador: Francia (la tercera victoria para Francia)
País Intérprete Canción Idioma Puntos Posición
1 Finlandia Marion Rung Tipi-tii Finés 4 07
2 Bélgica Fud Leclerc Ton nom Francés 0 13
3 España Víctor Balaguer Llámame Español 0 13
4 Austria Eleonore Schwarz Nur in der Wiener Luft Alemán 0 13
5 Dinamarca Ellen Winther Vuggevise Danés 2 10
6 Suecia Inger Berggren Sol och vår Sueco 4 07
7 Alemania Conny Froboess Zwei kleiner Italiener Alemán 9 06
8 Holanda De Spelbrekers Katinka Holandés 0 13
9 Francia Isabelle Aubret Un premier amour Francés 26 01
10 Noruega Inger Jacobsen Kom sol, kom regn Noruego 2 10
11 Suiza Jean Philippe Le retour Francés 2 10
12 Yugoslavia Lola Novakovic Ne pali svetlo u sumrak Serbocroata 10 04
13 Reino Unido Ronnie Carroll Ring a ding girl Inglés 10 04
14 Luxemburgo Camillo Felgen Petit bonhomme Francés 11 03
15 Italia Claudio Villa Addio, addio Italiano 3 09
16 Mónaco François Deguelt Dis rien Francés 13 02

Video

TV Compagnie Luxembourgeoise de Télédiffusion (CLT)

  • Productor: —
  • Director: Jos Pauly y René Steichen
  • Duración: 1 h 26 m
Incidencias
  • Tras la victoria de Luxemburgo el año anterior, la TV del Gran Ducado se hizo cargo de la VII edición en el Gran Auditorio de la Villa Louvigny, la céntrica sede en la misma capital donde producía sus programas de radio y televisión. Pero tuvo no pocos problemas técnicos: dio imágenes defectuosas de las actuaciones danesa y holandesa, interrumpió la emisión durante la canción francesa y sufrió fallos de suministro eléctrico.
  • El alto número de participantes obligó a establecer en 3 minutos la duración máxima de cada canción, algo que ha perdurado hasta hoy.
  • Como trofeo para la canción ganadora se entregó una medalla con el león del escudo de armas del Gran Ducado de Luxemburgo.
  • Las tres primeras canciones de la clasificación final habían sido cantadas en francés, lo cual no había ocurrido nunca. Tendrán que pasar 30 años para que se produzca el mismo hecho en lengua inglesa (en 1992 con Irlanda, Reino Unido y Malta en el top3).
Escenario El escenario parecía un espacio palaciego del siglo XVI, con balaustradas, tapices, visillos y abundantes flores y estrellas brillantes (que no pudieron ser vistas durante gran parte de la velada porque falló la electricidad).
Orquesta de la CLT dirigida por Jean Roderès.
Presentadora Mireille Dellanoy saludó a cada intérprete en su lengua nacional. Con tanto idioma, cuando dio paso al jurado danés dijo “Good evening, Stockholm”. No hizo presentaciones individuales de las canciones (éstas se encadenaron con unos simples rótulos superpuestos sobre la imagen de la orquesta).
Intermedio Zavattaland, a cargo del famoso payaso Achilles Zavatta. Tocó varios instrumentos que previamente tomó prestados de los miembros de la orquesta y fue sacado de escena por dos fornidos guardias de seguridad.
Sistema de Votación A instancias de la ARD alemana cambia el sistema de los últimos años, que permitía concentrar todos los puntos en una canción. Ahora cada jurado (que sigue teniendo diez miembros) vota sólo a tres canciones, otorgando 3 puntos a la 1ª, dos a la 2ª y uno a la 3ª.
Países participantes

16

  • Participan: Finlandia, Bélgica, España, Austria, Dinamarca, Suecia, Alemania, Holanda, Francia, Noruega, Suiza, Yugoslavia, Reino Unido, Luxemburgo, Italia y Mónaco (los mismos del año anterior).
Países ausentes
0
  • Ninguno.
Idiomas 10 idiomas con esta distribución:

  • 5 canciones en francés: Bélgica, Francia, Suiza, Luxemburgo y Mónaco.
  • 2 en alemán: Austria y Alemania.
  • Y ocho en cada uno de los demás idiomas de sus respectivos países: finés, español, danés, sueco, holandés, esloveno, inglés e italiano.
Intérpretes
  • 15 solistas: ocho mujeres (Finlandia, Austria, Dinamarca, Suecia, Alemania, Francia, Noruega y Yugoslavia) y siete hombres (Bélgica, España, Suiza, Reino Unido, Luxemburgo, Italia y Mónaco).
  • 1 dúo masculino: Holanda.
Representantes que repiten o repetirán participación
  • Cuarta y última aparición del belga Fud Leclerc, cuya trayectoria en cuanto a cosecha de votos y puesto es claramente descendente y con un triste final: 3º en 1956, 5º en 1958, 6º en 1960 y último sin puntos en 1962.
  • Jean Phillippe cambia de país (3º en 1959 por Francia, 10º este año por Suiza).
  • François Deguelt, 2º este año por Mónaco, ya había sido 3º en 1960 también por Mónaco.
  • Camillo Felgen (último en 1960 cantando en luxemburgués) es 3º este año cantando en francés.
  • Ronnie Carroll volverá el año siguiente y repetirá posición (4ª), siempre por el Reino Unido.
  • Claudio Villa volverá por Italia en 1967 (11º).
  • Isabelle Aubret volverá en 1968 de nuevo por Francia y será 3ª.
  • Marion Rung volverá en 1973 y subirá un puesto. En ambas ocasiones abrió la ronda de canciones.
Clasificación y comentarios
  • Francia. La francesa de 24 años Thérèse Coquerelle, nacida en Lille en una humilde familia de orígenes ucranianos, representó a Francia con el nombre artístico de Isabelle Aubret y con la canción Un premier amour (Un primer amor, un texto de Roland Stephane Valade sobre ese primer amor de juventud que nunca se olvida, con música de Claude-Henri Vic), que arrasó en las votaciones. Todos la votaron (con cinco máximas puntuaciones) excepto los jurados finés, danés y holandés. Por cierto, justo tras su actuación se produjo un corte de energía eléctrica que interrumpió la emisión durante una media hora y dejó las pantallas en negro. Era la tercera victoria francesa y otro francés entregó el premio, el ganador del año anterior, Jean Claude Pascal. Isabelle Aubret (que volvió en 1968 y que fue candidata otras cuatro veces: por Francia los años 1961, 1970 y 1982 y por Mónaco el año 1966) se convirtió en una importante figura de la canción francesa gracias también al apoyo de Jean Ferrat, Georges Brassens, Jacques Brel y Louis Aragon. En su vida también se presentó el infortunio: un accidente de tráfico allá por 1963 la obligó a pasar por el quirófano hasta catorce veces. En 1992 recibió la Medalla de la Legión de Honor de manos del presidente Mitterrand.
  • Mónaco. El francés de Tarbes François Deguelt (cuyo nombre real era Louis Deghelt y tenía 29 años) representó de nuevo a Mónaco con la canción que cerró la gala: Dis rien (No digas nada), que, con la mitad de puntos que Un premier amour, quedó en segundo lugar (eso sí, Deguelt mejoró su marca personal). El texto de René Rouzod viene a decir aquello de en el amor ‘sobran las palabras’; incluye la frase “Tú eres una mujer y yo un hombre”, no fuera a ser que se la interpretara como la ganadora del año anterior, quién sabe.
  • Luxemburgo. Y precisamente de los mismos autores de Nous les amoureux (Maurice Vidalin y Jacques Datin) es Petit bonhomme (Hombrecito), la canción del país anfitrión defendida por la estrella del momento, Camillo Felgen, que se quitó la espina del mal resultado de 1960: con 11 puntos de cinco jurados quedó 3º. El texto es un canto al hijo que se está haciendo mayor y un día partirá y vivirá su propia vida. Camillo había
    tenido un enorme éxito en los países francófonos con una canción en alemán, Sag warum; con el pseudónimo de Jean Nicolas compuso numerosas canciones, muchas de las cuales se conviertieron en algunos de los primeros schlager en Alemania. Camilo falleció en julio de 2005. Había nacido en la localidad luxemburguesa de Tétange en 1920.
  • Yugoslavia. Yugoslavia se coloca 4ª en su segundo año con Ne pali svetla u sumrak (No apagues las luces al atardecer) defendida por Lola Novaković, que participó en cuatro finales nacionales (1961, 1964, 1968 y 1969). De las seis veces que usó Yugoslavia el esloveno (1961, 1962, 1966, 1967, 1970 y 1975), ésta es la que mejor clasificada quedó. Por su parte la TV eslovena, desde que compite como tal, no ha superado el 7º puesto. Ne pali svetla u sumrak evoca una escena de enamorados en una habitación en penumbra donde se tejen sueños en silencio mientras humean dos cigarrillos.
  • Reino Unido. Hubo empate en el 4º puesto entre Yugoslavia y el Reino Unido. Por primera vez participaba Ronnie Carroll con una canción de los mismos autores de Sing little birdie titulada Ring-a-ding girl (algo así como Muchacha campanilla), una historia de amor desde el flechazo en el parque hasta la boda, siempre con alegres campanillas. Ronald Cleghorn, nacido en Belfast en 1934, llegó a ser una estrella de la TV y de la música británicas. Durante mucho tiempo se le conoció como The Minstrel (El Juglar), pero abandonó a primeros de los setenta y se embarcó en una aventura de negocios en el Caribe que resultó bastante desastrosa. Actualmente anda metido en política. (Un lema de su partido: “Elegisteis a un mono como alcalde, elegidme a mí y seré vuestro organillero”).
  • Alemania. Aunque sólo quedó sexta con 9 puntos, la canción de Alemania, Zwei kleiner Italiener (Dos italianitos) que defendió la jovencita de 19 años Conny Froboess, se convirtió en un enorme éxito internacional y fue multiversionada (en español la cantaron Lita Trujillo y Gelu con el título de Los dos italianitos). La canción, que recordaba el aire infantil de la ganadora de 1960, Tom Pillibi, hablaba de dos italianos que cada día iban a la estación a ver la llegada del tren de Nápoles, donde vivían sus novias Tina y Marina. En la preselección alemana celebrada en Baden-Baden participaron también Siw Malmkvist (que quedó segunda por un solo punto de diferencia), Jimmy Makulis, Margot Eskens y Wynn Hoop entre otros. Cornelia Froboess (nacida en 1943 en Wriezen an der Oder, muy cerca de Berlín) ha triunfado como actriz en numerosos montajes y proyectos. Entre los años 1984 y 1994 hizo de Eliza Doolittle en el musical My fair Lady y alcanzó un gran éxito y reconocimento.
  • Finlandia. Finlandia debe sus mejores clasificaciones a Marion Rung. Ella consiguió el 7º puesto este año (con 4 puntos, 3 del Reino Unido y 1 de Noruega) y once años después lograría el 6º. En los dos festivales en que actuó le tocó salir la primera. Este año lo hizo con la canción Tipi-tii (Pío pío), sobre la alegría de la primavera y el deseo de cantar y tener un nido de amor como los pajaritos. También compitió en las finales
    nacionales los años 1967 y 1969. Nacida en Helsinki en 1945, ha tenido una larga carrera musical. A sus sesenta años sigue cantando y es una diva de la canción finlandesa, junto a Katri Helena, Lea Laven o Anneli Saaristo.
  • Suecia. Con la finlandesa empató otra escandinava, la sueca Inger Berggren (con 3 puntos daneses y 1 holandés). Inger cantó también a la primavera: Sol och vår (Sol y primavera), pero en un sentido un tanto irónico: el texto cuenta una historia en la que una inocente jovencita es timada por un apuesto caballero un domingo de primavera. El título sueco es una frase hecha que viene a decir “engaño con falsas promesas de matrimonio”. Inger Berggren cantó en la parte final con abundantes onomatopeyas.
  • Italia. Esta pudo ser la tercera presencia de Domenico Modugno en Eurovisión. De hecho, viajó a Luxemburgo, pero una enfermedad (otros hablan de riñas o discrepancias en el seno de la delegación italiana) se lo impidió. En su lugar cantó Claudio Villa, que también había defendido Addio, addio (Adiós, adiós) en San Remo. Recibió 3 puntos y quedó en novena posición. La canción es de los mismos compositores del Volare (Modugno y Migliacci) y habla de una pareja que ve cómo se ha terminado su amor. Nació (como Claudio Pica) en Roma en 1926 y fue un artista consagrado de la música italiana, con cuatro victorias en San Remo, y un reclamado actor en más de treinta películas (en España tuvo éxito La Fontana de Trevi). Murió en 1987.
  • Dinamarca. La actuación de la representante de Dinamarca también se vio afectada por problemas técnicos (la imagen se tornó en negativo). Ellen Winther había ganado en la final danesa a Dario Campeotto, Birthe Wilke y Gitte Haeninngs (aunque la canción de ésta fue descalificada), gracias a Vuggevise (Canción de cuna, del autor de Dansevise, la ganadora del año siguiente), que en Luxemburgo sólo obtuvo 2 puntos (uno sueco
    y el otro italiano) y el penúltimo puesto.
  • Noruega. Triple empate en el penúltimo puesto. Noruega también recibió dos puntitos (de Francia) para la balada Kom sol, kom regn (Ven sol, ven lluvia, una canción sobre los deseos de amar y ahuyentar la melancolía) defendida por Inger Jacobsen. La cantante noruega falleció en 1996.
  • Suiza. Y también dos puntos obtuvo la canción de Suiza (por parte del jurado alemán). Jean Philippe regresa (fue 3º en 1959 por Francia) con una canción titulada precisamente Le retour (El regreso), de Géo Voumard y Émile Gardaz, los autores de Refrain y T’en vas pas. En realidad no habla de ningún regreso, sino del envejecimiento (être sur le retour viene a ser empezar a envejecer), repasando los cambios que depara la edad, pero con optimismo (nuevas alegrías, nuevos amores, nuevos días).
  • Bélgica. Cuatro canciones quedaron sin puntos. El belga Fud Leclerc se fue de vacío en su cuarto y último intento con Ton nom (Tu nombre, una canción de amor que habla de un amor sencillo con fusión de manos, corazones y nombres, sin las complicaciones de los amores cinematográficos). Quizá por eso no lo intentó más. Bélgica queda última por 2º año consecutivo.
  • España. La segunda participación de España acabó con el cero en el marcador (el primero de los tres ‘cosechados’ hasta la fecha). Víctor Balaguer había ganado en la final celebrada en Barcelona y presentada por Federico Gallo con la canción Llámame, de Miguel Portoles y Mario Selles; habían competido, entre otros, José Guardiola, Gelu, Lita Torelló, Tonio Areta y Raphael (con el tema Perdona, Otelo, incluido en su primer disco). Recordemos aquellas palabras: “Llámame si me necesitas, si ves el abismo abrirse a tus pies. Llámame si te ves perdida, pero no me pidas que crea en ti otra vez”. Impagable. Los coros que se pueden escuchar en la versión de estudio no figuraron en el directo. Se cuenta que Víctor comentó algo así como “Llámame cuando quieras, pero no para ir a Eurovisión”; o quizá sea un chiste fácil (como los que circularon por media Europa sobre el título de la canción de las Baccara en 1978 para Luxemburgo). Gloria Lasso grabó la canción y la verdad es que parece otra.
  • Austria. Austria, como Bélgica, queda última por 2º año consecutivo, con Nur in der wiener Luft (Sólo en el aire de Viena) cantada por Eleonore Schwarz como una pieza de ópera para la que se vistió cual dama vienesa de palacio. La canción parece un folleto turístico sobre los encantos y méritos artísticos de la capital austríaca (menciona a Strauss, la Ópera, la catedral de San Esteban, el Ayuntamiento…). No sabemos si subiría el turismo en Viena, pero desde luego los jurados pasaron de largo unánimemente.
  • Holanda. Con la actuación holandesa ocurrió algo similar a lo ocurrido con la danesa. Y los holandeses vieron a oscuras a sus representantes, De Spelbreckers (Theo Rekkers y Huug Kok). La canción no cosechó ni un punto en las votaciones, pero nada de ello fue gafe: Katinka (Katinka es el nombre de la protagonista, una coqueta muchacha que cada mañana sale da casa acompañada por su madre y a la que los muchachos no se pueden acercar pese a su atractivo) fue un superéxito y los intérpretes se convertirán en los grandes versionadores al holandés de canciones eurovisivas.
El cambio en el sistema de votación tuvo importantes consecuencias:
– La ganadora obtuvo el doble de puntos que la segunda clasificada.
– Por primera vez (pero no última, lo veremos repetido varios años) cuatro países acabaron con el marcador sin estrenar: Bélgica, España, Austria y Holanda.
Nunca antes se había quedado con cero ninguna canción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Free counter and web stats PageRank Checking Icon