Home » Historia » ESC 1966

ESC 1966

XI Edición del Festival de Eurovisión (Año 1966)

Lugar: Luxemburgo (Luxemburgo)
Sede: Grand Auditorium de RTL
Fecha: 5 – Marzo – 1966
Nº de participantes: 18
Presentadora: Josiane Shen
Escrutador: Clifford Brown
Ganador: Austria (la primera victoria para Austria)
País Intérprete Canción Idioma Puntos Posición
1 Alemania Margot Eskens Die Zeiger der Uhr Alemán 7 10
2 Dinamarca Ulla Pia Stop, mens legen er go Danés 4 14
3 Bélgica Tonia Un peu de poivre, un peu de sel Francés 14 04
4 Luxemburgo Michèle Torr Ce soir je t'attendais Francés 7 10
5 Yugoslavia Berta Ambrož Brez besed Esloveno 9 07
6 Noruega Åse Kleveland Intet er nytt under solen Noruego 15 03
7 Finlandia Ann-Christine Nyström Playboy Finés 7 10
8 Portugal Madalena Iglésias Ele e ela Portugués 6 13
9 Austria Udo Jürgens Merci chérie Alemán 31 01
10 Suecia Lill Lindfors & Svante Thuresson Nygammal vals Sueco 16 02
11 España Raphael Yo soy aquel Español 9 07
12 Suiza Madeleine Pascal Ne vois-tu pas? Francés 12 06
13 Mónaco Téréza Bien plus fort Francés 0 17
14 Italia Domenico Modugno Dio, come ti amo Italiano 0 17
15 Francia Dominique Walter Chez nous Francés 1 16
16 Holanda Milly Scott Fernando en Philippo Holandés 2 15
17 Irlanda Dickie Rock Come back to stay Inglés 14 04
18 Reino Unido Kenneth McKellar A man without love Inglés 8 09

Video

TV Compagnie de Radio Télévision de Luxembourg (CTL)

  • Productor: —
  • Director: René Steichen
  • Duración: 1h 28m
Incidencias
  • Cuatro años después volvemos con la RTL al mismo escenario, el Auditorium de Villa Louvigny.
  • La emisión comenzó con los acordes de la ganadora del año anterior y la imagen de France Gall presente en la sala. La repercusión de su éxito se dejó notar en el aspecto yeyé de varias intérpretes femeninas.
  • Tras la incursión sueca al inglés del año anterior, desde este Festival se explicita la regla del idioma, por la que cada país debía interpretar la canción que le representaba en el idioma o uno de los idiomas oficiales del país.
  • La undécima edición nos trajo la primera (y única hasta la fecha) victoria de Austria en la tercera participación consecutiva de Udo Jürgens y la peor clasificación de los grandes de la época: Francia, Reino Unido, Holanda, Mónaco e Italia (con un sonadísimo cero para Domenico Modugno). En cambio, se auparon a la parte alta Bélgica, Noruega y Suecia, que lograron así sus mejores clasificaciones.
  • Curiosamente la de Udo Jürgens fue la primera voz masculina de la noche; antes que él actuaron ocho mujeres.
  • Por primera vez vimos un intérprete de color: la representante de Holanda Milly Scott. Y también por primera vez, vimos en escena personas que no salieron a cantar: la pareja de baile que acompañó a la danesa Ulla Pia y el clarinetista de la delegación sueca.
  • Fue muy comentada la forma en que Suecia se alzó con el 2º puesto, porque de sus 16 puntos, 15 le vinieron de sus vecinos daneses, noruegos y fineses. La prensa francesa habló de “venganza vikinga y complot nórdico”; la italiana se cebó con el desplante europeo a su divo; la española, furiosa con el fracaso de la figura del momento (Raphael), llegó a decir que el festival estaba muerto y que a lo sumo le quedaba un año de vida. Cuatro décadas después las reacciones de la prensa no son demasiado diferentes.
Introducción La orquesta recordó la melodía de la canción ganadora del año anterior, Poupée de cire, poupée de son, mientras la cámara enfocaba a France Gall, presente en la sala.
Escenario A la izquierda estaba la orquesta, a la derecha desembocaba un pasillo con suaves escalones desde el fondo del escenario por el que aparecían los intérpretes acompañados de su director de orquesta respectivo, en el centro, en un espacio reducido, actuaban los intérpretes, delante de unos colgantes móviles. Orquesta de la RTL dirigida por Jean Roderes.
Presentadora Josiane Shen. Presentó la emisión íntegramente en francés, pero no hubo presentación individual de cada canción. La anécdota: al último portavoz, el del jurado británico, lo saludó diciendo “goog night… pardon, good evening” y él, con sentido del humor, respondió “goog morning”… (risas generales).
Intermedio Les Haricots Rouges (banda de jazz).
Sistema de Votación Cada país da 1, 3 y 5 puntos a sus canciones favoritas. Se permitió que los jurados contasen con críticos o expertos de música ligera o pop.
Países participantes
18
  • Participan: Alemania, Dinamarca, Bélgica, Luxemburgo, Yugoslavia, Noruega, Finlandia, Portugal, Austria, Suecia, España, Suiza, Mónaco, Italia, Francia, Holanda, Irlanda y Reino Unido.
  • Vuelve: Ninguno.
  • Debuta: Ninguno.
Países ausentes
0
  • Ninguno.
Idiomas La nueva regla sobre el uso obligatorio de cada una de las lenguas nacionales entra en vigor, lo que supone que sean escuchados textos en 12 idiomas, récord hasta la fecha:

  • 5 canciones en francés: Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Mónaco y Francia.
  • 2 en inglés: Irlanda y Reino Unido.
  • 2 en alemán: Alemania y Austria.
  • Las otras nueve, cada una en el idioma nacional correspondiente: danés, esloveno, noruego, finés, portugués, sueco, español, italiano y holandés.
Intérpretes
  • 17 solistas: 11 mujeres (Alemania, Dinamarca, Bélgica, Luxemburgo, Yugoslavia, Noruega, Finlandia, Portugal, Suiza, Mónaco y Holanda) y 6 hombres (Austria, España, Italia, Francia, Irlanda y Reino Unido).
  • 1 dúo mixto: Suecia.
Representantes que repiten o repetirán participación
  • La estrella de la música italiana, Domenico Modugno, participa por 3ª vez y se lleva un clamoroso cero que no quedará sin consecuencias (3º en 1958 y 6º en 1959).
  • Udo Jürgens: a la tercera va la vencida (6º en 1964 y 4º en 1965).
  • El español Raphael volverá en 1967 (mejorará un puesto).
  • La yugoslava Tereza volverá por su país en 1972 (será 9ª).
  • Michèle Torr, que ahora es 10ª por Luxemburgo, volverá en 1977 por Mónaco (4ª).
Clasificación y comentarios
  • Austria. El austriaco Udo Jürgens, que iba al Festival por 3ª vez consecutiva, actuó en noveno lugar después de ocho mujeres solistas. Sentado al piano, cantó Merci, chérie (Gracias, querida), título francés para aumentar las posibilidades de gustar a los jurados, y ganó, doblando en puntos a la segunda clasificada. En once años es el tercer varón que gana el ESC y dio a Austria su única victoria hasta la fecha. Se quedó sin votos de ocho jurados (entre ellos, el alemán y los 4 escandinavos). Antes de repetir su canción, sólo dijo “Merci, jury”. Lo de cantar en alemán con título francés ya lo había experimentado sin tanta suerte Wynn Hopp en 1960 (Bonne nuit, ma chérie, por Alemania, 4º). La canción es una balada sobre el amor que se acaba, aunque pone el énfasis en la gratitud por la felicidad vivida. Jürgen Udo Bockelmann (1934, Klagenfurt) es el compositor no sólo de este tema sino de los dos que llevará los años siguientes y también del que cantará Karel Gott en 1968. Es autor de una novela autobiográfica titulada Der Mann mit dem fagott (El hombre del fagot).
  • Suecia. La canción sueca, Nygammal vals (Nuevo viejo vals), cantada por el dúo mixto Lill Lindfors y Svante Thuresson relata con simpatía un viejo cuento sobre el campesino que cría cerdos y la remilgada princesa Cunigunda. Quedó en 2º lugar con 16 puntos, 15 de los cuales vinieron de los jurados danés, noruego y finlandés, todo ello entre abucheos de la sala. Suecia logró su mejor clasificación desde su debut en 1958 y sólo será superada ocho años después con la victoria de Abba. Lill Lindfors, que dejó claras sus dotes interpretativas, se hará una gran estrella en su país, en el mundo de la música, del cine y de la televisión. Será la presentadora del Festival de 1985 en Göteborg.
  • Noruega. La noruega Åse Kleveland, de sólo 16 años, con aspecto folk (guitarra y un atuendo parecido a un pijama) cantó Intet er nytt under solen (Nada nuevo bajo el sol), un tema de Arne Bendiksen (el representante noruego de 1964) sobre la perenne desdicha de la condición humana. El jurado italiano le dio un 5, el español un 3. Bastante tiempo después, en los años ochenta, Åse se hizo ministra de Cultura de su país. En 1986 fue la presentadora del Festival celebrado en Bergen.
  • Bélgica. Bélgica supera su larga mala racha y se coloca cuarta gracias a Tonia y su canción Un peu de poivre, un peu de sel (Un poco de pimienta, un poco de sal), muy en la línea de la ganadora del año anterior. Tonia, que había cantado las cuatro canciones de la selección belga, derrochó simpatía y desparpajo en la interpretación de su canción, una historia de enamorados con hechicera, pócimas y aguardiente. Cosechó el doble de puntos que sus cinco antecesores juntos. Hasta 1978 ésta será la mejor clasificación belga.
  • Irlanda. Los mismos puntos (14) obtuvo Irlanda en su segunda participación, lo que unido al buen puesto del debut (6ª) parecen marcar la tendencia musical irlandesa en Eurovisión, casi siempre con melodiosas baladas. Dickie Rock cantó Come back to stay (Vuelve y quédate) en penúltimo lugar, justo delante de la otra canción en inglés, y contó con Noel Kelehan al frente de la orquesta, convertido hoy en todo un emblema eurovisivo. La canción irlandesa es una queja de amor y una súplica de regreso.
  • Suiza. La suiza Madeleine Pascal puede servir para caracterizar el tipo de intérprete más visto en el escenario este año: la muchacha yeyé con peinado a lo France Gall. Su canción Ne vois-tu pas? (¿No lo ves?) se llevó 12 puntos y quedó 6ª. Es una evocación del primer amor de adolescencia.
  • España. La primera aparición del español Raphael, con Yo soy aquél, se saldó con 9 puntos (5 de Portugal, 3 del Reino Unido y 1 de Yugoslavia) y el 7º lugar, la mejor clasificación española hasta la fecha. Viene a ser un retrato del enamorado devoto y ardiente. El cantante de Linares había ganado en 1962 el Festival de Benidorm con tan sólo 18 años. Raphael ya había concurrido a las preselecciones nacionales de 1962 y 1965 con los temas Perdona Otelo y Feriantes respectivamente. Se convirtió en una estrella mundialmente famosa y cuarenta años después sigue en activo.
  • Yugoslavia. Nueve puntos también obtuvo la yugoslava Berta Ambroz con Brez besed (Sin palabras), otro tema de amor enfocado en este caso como vivencia furtiva. La canción, siete años después, será la base de una acusación de plagio contra el tema español de 1973, Eres tú. Berta murió a los 59 años en julio de 2003.
  • Reino Unido. El Reino Unido, rey de los segundos puestos, sólo logró la 9ª posición con un Kenneth McKellar ataviado con falda escocesa y su canción A man without love (Un hombre sin amor), el peor puesto hasta la fecha de los británicos. Un hombre sin amor sólo es un hombre a medias, viene a decir la canción que tiene forma de balada. Kenneth ha cantado ópera y ha grabado numerosos álbumes de canciones escocesas.
  • Alemania. Tras los dos ceros de los años precedentes, Alemania puso sus esperanzas en Margot Eskens que abrió la gala con su canción Die Zeiger der Uhr (Las agujas del reloj), una mirada nostálgica al inexorable paso del tiempo. Recibió 7 puntos (5 de ellos del jurado suizo) y quedó 10ª, empatada con las representantes de Luxemburgo y Finlandia.
  • Luxemburgo. El país anfitrión presentó la balada Ce soir je t’attendais (Esta tarde te esperaba) que defendió la francesa Michele Torr, entonces una jovencita desconocida de 19 años. Su tema sobre el esperado regreso del enamorado enmarcada en una descripción hogareña teñida de cierta nostalgia, quizá no casaba bien con el aire pop que lució y sólo recibió 7 puntos, y porque el jurado sueco le dio su 5. Volverá once años después pero bajo bandera monegasca.
  • Finlandia. También 7 puntos y el décimo lugar fue el resultado para la finlandesa Ann Christine Nyström, que interpretó con notable expresividad gestual una divertida sátira de los modernos donjuanes titulada Playboy.
  • Portugal. Toda una figura de la canción portuguesa, Madalena Iglesias, representó a la TV de Portugal con una canción que gustó mucho al jurado español (le dio los 5 puntos), pero casi a ninguno más. Ele e ela (Él y ella), una alegre canción sobre el amor omnipresente de dos jóvenes, acabó decimotercera con 6 puntos.
  • Dinamarca. Tras la victoria de 1963, Dinamarca no cosechó buenos resultados; tampoco este año, y ello provoca más de una década de ausencia. Ulla Pia, otra chica ye-yé de la noche, cantó Stop, ja stop-ja stop, mens legen er go (Stop, no vayas tan deprisa) acompañada de dos bailarines que aparecieron por el pasillo-escalera para marcarse un baile junto a la cantante que a ratos parecía un número de humor, y ellos unos maniquíes articulados. Con 4 puntitos vecinos quedó decimocuarta.
  • Holanda. Milly Scott, primer intérprete de color, representó a Holanda con una canción dedicada a dos jóvenes mexicanos, Fernando en Philippo. Actuó acompañada de dos guitarristas vestidos de mexicanos con enormes sombreros y todo. Sólo la votaron irlandeses y británicos, sumó 2 puntos y quedó 15ª.
  • Francia. La todopoderosa Francia quedó penúltima con un tema que contrastaba los modos de vida americano y europeo, Chez nous (En nuestro país), defendida por Dominique Walter sólo obtuvo un punto de Mónaco.
  • Italia. Y empate en el último lugar. La tercera presencia de Domenico Modugno en el Festival se saldó con una nueva decepción, la peor de todas: quedó último y con 0 puntos. Esto le enfadó tanto que anunció que ni él ni ninguna de sus canciones volvería a participar en el Festival. Pero Dio come ti amo (Dios, cómo te amo) llegó a ser todo un clásico de la balada italiana. En el último ensayo general Domenico abandonó el escenario muy enfadado con la orquesta.
  • Mónaco. Con Italia empató Mónaco, sin puntos. La selección de la canción monegasca tuvo un final principesco. Se dio un empate entre dos candidatas, la yugoslava Tereza y la célebre francesa Isabelle Aubret. Y fue la mismísima princesa Grace, miembro del jurado, quien hizo uso de su voto de calidad y decidió dar una oportunidad a la desconocida yugoslava. Pero Bien plus fort (Mucho más fuerte) no recibió ni un punto.
– El portavoz del jurado español dio los votos al revés que los demás (del 5 al 1).
– La ganadora, con cuatro máximas puntuaciones y votos de 9 países, dobló en puntos a la segunda (31-16).
– El cuádruple empate a 0 puntos de los cuatro años precedentes se reduce este año a dos: Mónaco e Italia, que actuaron seguidos, se quedaron con el marcador sin estrenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Free counter and web stats PageRank Checking Icon