Home » Opinión » Ding a dong » Comienza el curso: ¿Ritorna Italia?

Comienza el curso: ¿Ritorna Italia?

Volvemos al cole eurovisivamente hablando y empezamos el curso con el eterno rumor que preside siempre el inicio del mismo: el regreso de Italia a Eurovision, país añorado por muchos eurofans y no tanto por otros, es más, los eurofans más jóvenes ni siquiera han vivido un festival con la participación de los transalpinos.

En este nuevo capítulo del interminable culebrón del regreso de los italianos, la gran novedad estriba en que, esta vez, el regreso se apunta desde la propia Italia, rumor del que se ha hecho eco un periódico muy serio y de gran tirada (la Stampa de Turín), así como la Web de la productora de televisión propiedad del primer ministro Berlusconi y aparecen datos más concretos: el posible representante saldría del popular programa de talentos Factor-X, el cual no participaría en el mítico Festival de San Remo sino en Eurovisión. Tras años de mandar lo más granado de la música italiana, de ver a grandes mitos como Franco Battiato, Umberto Tozzi o la gran Gigliola Cinquetti enarbolando la bandera transalpina, la decisión de mandar un cantante novel me parecería muy temeraria siendo este país, pero habría que darle un voto de confianza ante las buenas elecciones que hicieron en años precedentes.

Aunque si bien Italia es uno de mis países favoritos en el ESC, su posible regreso me produce incertidumbre. Por un lado, si echo la vista atrás y recuerdo grandes temas que han mandado (algunos ya clásicos), ese estilo único e inconfundible de la canzone… esta humilde columnista y estudiante de italiano siempre ha pensado que su marcha dejó un hueco que ningún país ha llenado. Pero, por otro lado, creo que si cuando se fueron, el festival era “incómodo” para los italianos, el actual, más marcado aún si cabe por vecinismos, diáspora y demás puede ser aún mas “duro” para un pueblo que, dado su exagerado orgullo patrio y amor propio rayano en la soberbia, se toman las competiciones como una cuestión de estado y una afrenta el no ser valorados como ellos consideran, malestar que en ciertas ediciones del Festival ha sido más que justificado. Me temo cómo encajarían un hipotético revés y si nuevamente pegarían la “espantá” como la actual que ya dura 13 años tras quedar TOP-5 en 1997.La duda estribaría en si tendrían que pasar por las semis o serían finalistas fijos como Alemania, Francia, Reino Unido y España. Al hilo de esto, hay que recordar unas supuestas declaraciones de Svante Stockselius a los miembros de OGAE Serbia sobre el particular: “En un hipotético regreso, Italia tendría el mismo status que el Big-4 y por tanto sería uno más del grupo de los finalistas fijos”, así que tendríamos un Big-5.

Es un secreto a voces los grandes esfuerzos de Svante Stockselius por conseguir el retorno de los italianos, ahora bien, la posibilidad de que Italia fuera finalista sin pasar por semis ha desencadenado una ola de críticas porque hay eurofans que consideran injusto el hecho de que un país que lleva 13 años sin participar y sin emitirlo por voluntad propia tenga un privilegio frente a otros países que hacen muchos esfuerzos por participar a pesar incluso de quedarse en las semifinales durante años. Sin embargo, esta reivindicación choca frontalmente con el hecho de que Italia es uno de los mejores clientes de la UER y claro… poderoso caballero es Don Dinero, al cliente hay que cuidarlo. ¿Qué es injusto? Seguramente, pero en un mundo tan mercantilista como el que vivimos Eurovisión no iba a ser la excepción.


Yoli G.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Free counter and web stats PageRank Checking Icon