Home » Opinión » Ding a dong » Los VIPS, el hijo pródigo y los favoritos (I)

Los VIPS, el hijo pródigo y los favoritos (I)

Aunque me encuentro en periodo de convalecencia, voy a dar mis impresiones sobre los países ya finalistas y los países mejor situados en las apuestas de pago.

Mirando tal y como están ahora las apuestas de pago, vemos como aparecen muy bien colocados países de los denominados de toda la vida (Francia, Reino Unido, Alemania y Suecia) junto con otros que en estos últimos años han cobrado mucho protagonismo, caso de Noruega, Rusia y Azerbaiyán. Estonia, Bosnia y Hungría completan este grupo de favoritos al triunfo. ¡Quién nos iba a decir hace unos años que veríamos a un Big-5 ganando y este año a 3 de ellos entre los claros favoritos a ganar! Espero que esto no sea flor de un día. España, para variar, ni está ni se la espera…. Algo a lo cual ya estamos más que acostumbrados, sin embargo no deja de ser un VIP, aunque la dejaré para otro momento cuando tengamos más noticias sobre nuestra participación. 

Francia 
Desde el 2008, los galos eligen internamente y cada año sorprenden más que el anterior y si algo demuestran es que sus elecciones son fuera del canon eurovisivo y fiel reflejo del amplio espectro musical de un país crisol de culturas. Este año dan un nuevo giro a lo clásico y presentan al jovencísimo tenor, Amaury Vassili, que interpretará Sognu y que en menos de 48 horas ha conseguido coronarse como la gran favorita al triunfo, hecho que tendrá a los eurofans franceses frotándose los ojos viendo a su país primero tras tantos años de ostracismo.
Sognu es un tema de los denominados clásicos y que hace retrotraerse a los gloriosos festivales de los 70, donde este tema en manos de una orquesta sería una auténtica delicatessen pero, creo que a pesar de la música pregrabada se va a vivir un momento que justifica que a estas alturas una siga enganchada a este invento de más de 50 años de vida. Con ciertos toques de marcha militar y aunque a mí particularmente algunos compases me dan un ligerísimo aire al Memorial Réquiem del oscarizado Michael Nyman, Sognu podría pasar perfectamente como tema central de cualquier musical de Broadway. El ser único tema en su estilo de la gala junto a la gran voz y el encanto de Vassili puede ser su principal arma aunque también puede jugar en contra ya que el público puede decantarse por propuestas más modernas o movidas y puede pasarle lo mismo que a su compatriota Patricia Kaas, a la cual el jurado salvó de finalizar en los puestos de cola quedando en una honrosa octava posición. Si bien es cierto, el hecho de que en los países del Este la música clásica sea casi obligada puede ayudarle a captar votos en aquella zona. Actúa en un puesto 11, lo que no veo a priori como positivo, más teniendo a Italia detrás, pero ojala consiga destacar. Tras el sorteo, no veo tan claro que pueda optar al  triunfo. Ojala me equivoque y quede en los puestos de cabeza. 
Reino Unido 
 
País capaz de lo mejor y lo peor, lo mismo queda quinta que última, y eso contando en los últimos tiempos con reputados compositores de la escena musical británica. Este año, la BBC apuesta fuerte, prescindiendo de elección pública, con los otrora famosos Blue, grupo avalado por ventas de mas de 13 millones de discos, 40 números 1 en singles y ser muy conocidos en Europa. El cuarteto, tras 4 años de separación, prepara un nuevo álbum con gente tan importante en la industria discográfica como Jay-Z, a la sazón marido de Beyoncé.  En un claro intento de recuperar la popularidad perdida, los ya treintañeros británicos se presentan en Eurovisión con “I can”, un tema muy de radiofórmula, típico de boy band de los 90 con toques r&b, un poco himno, con las tradicionales armonías vocales tan explotadas por este tipo de grupos. La canción está bien aunque a mi quizás me sabe a poco y la veo bastante plana si  la comparo con otros temas suyos como el Breathe Easy que cantaron en la final de Destino Eurovisión. Creo que en otras manos esta canción no estaría tan cotizada pero está claro que el nombre pesa más que el tema en sí. Con su curriculum, su experiencia y sus muchas tablas en los escenarios es de esperar que nos brinden una actuación con mucha fuerza y a la altura de un país con tanto peso en la industria como el Reino Unido. Habrá que ver si los antiguos fans del grupo se movilizan y consiguen llevar al grupo a la victoria, o al menos a entrar en ese TOP-5 al que el grupo aspira y que ocuparon hace dos años con Jade. De momento, son terceros en las apuestas de pago pero ni que decir tiene que son claros favoritos al triunfo. Actúan en el puesto 14, curiosamente el mismo puesto de salida de los turcos Manga, segundos el año pasado. ¿Se repetirá la historia? Por lo pronto, han salido beneficiados del sorteo. 
Alemania
Los alemanes, tras su incontestable victoria del año pasado, vuelven a confiar en su artífice, Lena Meyer-Landrut, que cantará "Taken by a stranger “un tema radicalmente distinto a Satellite. La jovencísima cantante pasa del desenfado y la intrascendencia de la canción del año pasado a un tema intimista, minimalista, extraño y casi alternativo: un electro-pop con reminiscencias de Björk en sus primeros tiempos y de los belgas Hooverphonic. Tengo curiosidad de ver si el carisma de Lena, al igual que el año pasado, puede reflejarse en un tema mucho más “serio” como el de este año, aunque hay que decir que ya está pegando fuerte en las listas de éxitos y es que esta chica es ahora mismo un boom que convierte en éxito todo lo que canta. Con todo, y a pesar de estar sexta en las apuestas de pago y de ser uno de los mejores temas a concurso, a priori, veo difícil que esta apuesta les salga bien de cara al televoto porque es un tema que no entra a la primera escucha, carece del efecto instantáneo que tenía Satellite y eso en Eurovisión puede pasar factura, veremos a ver cual es la apuesta escénica que ofrece Alemania esta vez, mas si cabe tras lo alto que ha puesto el listón el videoclip del tema teutón con una versión plata de nuestras entrañables burbujas de Freixenet. Al menos se agradece enormemente la osadía de llevar algo tan alejado del canon eurovisivo y más siendo los anfitriones. Lena actuará en el puesto 16, muy cerca de sus admirados Blue, así que habrá que ver a que país le toca el puesto 15 y actuar entre estos dos pesos pesados de la edición. Si fuera uno de los favoritos como Estonia, la batalla sería grande y ver quien opaca a quien.
 
Italia 
Tras 13 años de ausencia los italianos vuelven, incorporados al grupo de finalistas directos, con el ganador de la sección joven de San Remo, Raphael Gualazzi que interpretará Follia d’amore, banda sonora de la película Mannuale d’Amore 3, cuyas dos entregas previas  ya pudimos ver en nuestro país. A pesar del boom mediático por su regreso tras su larga ausencia, no está en los puestos de cabeza en las apuestas de pago, quizás porque los apostantes no se arriesgan al carecer de información previa sobre posibles votantes y demás en esta Eurovisión tan distinta a la que dejaron los italianos o simplemente porque la canción no ha calado lo suficiente.  Si bien, desde hace unas horas Italia ha tenido una enorme mejora en las apuestas de pago y de estar la quinta por la cola ha pasado al puesto 20, por lo que si sigue esta progresión puede llegar muy bien colocada para cuando comiencen los ensayos. Raphael sentado al piano y con el único acompañamiento de un trompetista, defiende un tema de estilo swing de los años 50 que nos llegaba en tantas películas de los años dorados de Hollywood, aunque tampoco podemos olvidar la influencia del exponente más popular del Crooner en la actualidad, el gran Michael Bublé. Solamente el estribillo recuerda ligeramente a la Italia de la canzone que tantas alegrías dio y cuyos fans se sienten defraudados al no reencontrarse con esa Italia sino con una americanizada con toque jazz. Al igual que Francia, es un tema que gana con orquesta pero es difícil a la primera escucha y de un estilo mas bien minoritario pero que al mismo tiempo puede ser muy apoyado por el jurado, como le pasó al último representante de música de este estilo, el alemán Roger Cicero, que quedó fatal con el televoto pero al cual los jurados de reserva lo colocaban sexto. En su contra va a jugar el hecho de actuar detrás de Francia y que las dos canciones, aunque muy diferentes entre sí pero ambas de corte, digamos tradicional, no salgan perjudicadas. Ojala que acabe en el TOP- 10 porque dentro de lo poco rescatable de este año está este hombre del piano, que espero que no sea tan perdedor como al que cantaba la gran Ana Belén.
 
Yoli G. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Free counter and web stats PageRank Checking Icon