Home » Opinión » euro-historietas » La euro-historieta de Mónaco

La euro-historieta de Mónaco

Mónaco participó en el Festival de Eurovisión ininterrumpidamente desde su debut en 1959 hasta 1979. Después de 25 años de ausencia, regresó en 2004 y participó hasta 2006 (su última participación hasta la fecha), aunque no logró alcanzar la final en ninguna de las tres ocasiones. Mónaco cuenta con una victoria (1971), la de Séverine con la canción “Un banc, un arbre, une rue”. En 1972, debido a problemas para encontrar un recinto apropiado, Mónaco no organizó el festival, que se celebró en Edimburgo (Escocia). Dada esta situación es el único país que ha ganado el festival pero nunca lo ha organizado. En otra cosa en la que Mónaco es único en el eurofestival es en el uso por primera vez del idioma Tahitiano, que aparece en su última canción participante “La coco-dance”, en 2006. Mónaco no participa desde 2007 citando al voto vecinal como razón ya que no le dan oportunidad al país de pasar a la final, sin embargo sigue transmitiéndolo.

Los datos de Mónaco en el eurofestival:

Debut: 1959
Última participación: 2006 (24 participaciones)
Idiomas: Francés (24 veces)
Mejor resultado: 1er puesto (1971)
Peor resultado: semifinalista (2004, 2005, 2006)
Le da muchos puntos a: Dinamarca (7,5 puntos de media)
Recibe muchos puntos de: Francia (9 puntos de media)
Ranking Eurofestival: 15º puesto (92,33 puntos)
Televisión: TMC

Debut y bottom en 1959:

Los inicios ya se sabe que no suelen ser fáciles y el debut de Mónaco en el eurofestival no fue una excepción a esta regla. Jacques Pills fue el primer representante de Mónaco en el concurso y quedó último en una edición que contó con 11 participantes. Su canto a su amigo Pierrot (Mon ami Pierrot) sólo fue merecedor de 1 punto (se le dio el jurado austríaco) que por lo menos le salvó del temido rosco eurovisivo. Jacques Pills, era el padre de Jacqueline Boyer, quien representaría a Francia el año siguiente con resultado bien distinto (ganó). Sin contar el trienio 2004-2006 que supuso la vuelta de Mónaco al Festival y su eliminación en semis los tres años, Mónaco sólo cuenta con un resultado peor que el de su debut, el “rosco” de Téréza en 1966 con “Bien plus fort“.

Los buenos resultados no tardaron en llegar:

A pesar del resultado del primer año, Mónaco se caracteriza por unos espléndidos resultados en el Festival de Eurovisión. En las 19 participaciones que van de 1960 a 1978, Mónaco se coló en el top-10 en 16 de ellas y en el top5 en 10 ocasiones. Repasemos ahora las que corresponden al lustro 1960-1964. François Deguelt ocupó en 1960 el tercer puesto (gracias, sobre todo, al jurado alemán) con “Ce soir-là” (Esta tarde). El compositor, Hubert Giraud, había compuesto la canción ganadora de 1958 (también es suya “Je suis l’enfant soleil“). François Deguelt volvió en 1962 y mejoró el resultado quedando 2º aunque lejos de la canción ganadora “Un premier amour” de Francia. En 1964, el francés Romuald representando a Mónaco obtiene la mejor clasificación de sus tres participaciones. Ésta es la primera y con la canción “Où sont-elles pasees?” (¿Adónde se han ido?) queda gracias a los 15 puntos recibidos de cinco jurados (con el 5 de Francia). La canción expresa la nostalgia de las esperanzas frustradas (“Adónde se han ido las que me hicieron creer en la bella historia del fruto prohibido”). Volvió a Eurovisión cinco años después (en el festival de 1969 en Madrid) como intérprete de la canción de Luxemburgo (Catherine) y una tercera vez, otros cinco años más tarde, de nuevo por Mónaco, y de nuevo con la Cinquetti como rival (con “Celui qui reste et celui qui s’en va“).

El canto desgarrador a una madre:

En 1969, el niño de doce años Jean Jacques (nacido en enero de 1957) fue el representante de Mónaco. El joven vistió trajecito de cuello mao en color azul turquesa y actuó acompañado de un acordeonista. “Maman, maman” (Mamá, mamá) es un texto sentimental de homenaje a la madre que en la voz de un niño resulta aún más conmovedor. Con 11 votos (4 de Italia, 2 de España, Holanda y Suecia, y uno de Bélgica) quedó en sexta posición. Como otros cantantes de aquel año, también versionó la canción en otros idiomas, entre ellos, el español (versión que se hizo muy popular en España). Además de la versión en español que hizo Ana Kiro, hay otra paródica y gamberra de Emilio el Moro.

Mónaco cuenta con una gran victoria en esta euro-historieta, la de 1971:

Mónaco ganó en Dublín en su decimotercera participación de la mano de Séverine, el tema “Un banc, une arbre, une rue” (Un banco, un árbol, una calle) y el autor Yves Dessca, que en racha volverá a ganar el año siguiente con Luxemburgo y la canción “Après toi“. La canción estuvo estupendamente defendida por Séverine y su coro de cuatro voces masculinas. La letra es un poético recorrido por los anhelos de la vida; la música de Jean-Pierre Bourtayre se aproxima al esquema de melodía rítmica de la gran chanson francesa. Séverine (Josiane Grizeau, París 1948) llevaba dos años en el mundo de la música desde que ganara un concurso de radio; vivió su momento culminante en los meses siguientes al festival, con gran éxito internacional merced a las cuatro versiones que realizó (la alemana Mach die Augen zu, la inglesa Chance in time y la italiana Il posto), con ventas millonarias y giras intercontinentales. Después grabó ocho discos sin demasiado éxito. Se presentó dos veces a la preselección alemana: en 1975 (7ª con Dreh dich im Kreisel der Zeit) y en 1982 (10ª con Ich glaub’an meine Träume). En el festival de 2006 en Atenas formó parte de la delegación monegasca, con otra Séverine como cantante.

Mónaco vuelve después de 25 años de ausencia para quedarse en semis (el trienio maldito):

Mónaco se retiró tras su participación de 1979 y no volvió hasta 2004. En 1979 Jean Baudlot cantó una canción de su propia cosecha bajo el seudónimo de Laurent Vaguener, dedicada al gusto por la música, sea clásica o romántica. Pero los jurados no se dejaron conmover por este canto a la música que quedó relegado a la 16ª posición. Sea como fuere, aquí se inicia una larga ausencia de 25 años. En las participaciones en las semifinales de 2004, 2005 y 2006 Mónaco nunca se acercó al 10º puesto que daba paso a la final: 20º, 24º y 21º puestos, respectivamente. Por lo que Maryon, Lise Darly y Séverine Ferrer pasaron con más pena que gloria en la vuelta del pequeño principado al eurofestival. Desde entonces Mónaco no participa en el concurso. De las tres actuaciones, destaca la de Lise Darly, que fue recompensada días después con el Premio Marcel Bezençon a la mejor contribución artística en escena. El resultado, sin embargo, fue el peor del trienio con sólo 22 puntos (10 de Andorra y Francia y 2 de Moldavia) ocupando el penúltimo puesto, sólo por delante de Lituania. Mónaco acaba su euro-historieta, hasta el momento, con un homenaje a Tahití en 2006 y una puesta en escena con mucho músculo, que deja como aportación al Festival una nueva lengua que se une a las ya escuchadas: el tahitiano.


Ranking de Mónaco en el eurofestival: 15º (Más info: http://eurofestival.tk/historia/ranking-eurofestival)
Participaciones de Mónaco en el Festival de Eurovisión: http://eurofestival.tk/historia/pais-monaco


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Free counter and web stats PageRank Checking Icon